Héctor Alterio

D.O.B: Sep 21, 1929 | Chacarita, Buenos Aires City, Argentina

21Credit Score

Alterio es de ascendencia italiana, sus padres eran originarios de Carpinone, Nápoles. Al finalizar sus estudios de arte dramático, crea la compañía Nuevo Teatro, que le supone ser un renovador de la escena argentina de la década de los 60.

Biography

Alterio es de ascendencia italiana, sus padres eran originarios de Carpinone, Nápoles. Al finalizar sus estudios de arte dramático, crea la compañía Nuevo Teatro, que le supone ser un renovador de la escena argentina de la década de los 60. Su debut en los escenarios se produjo mucho antes, en 1948, cuando protagonizóProhibido suicidarse en primavera una obra escrita en 1937 por Alejandro Casona. En 1950 fundó la compañía Nuevo Teatro, la que tuvo a pleno rendimiento hasta 1968. Pero se hizo famoso sobre todo por sus trabajos en el cine que empezaron en 1965 con Todo sol es amargo, deAlfredo Mathé. En los siguientes años Alterio intervino en algunas de las mejores películas de la entonces nueva generación de cineastas argentinos. Ha hecho colaboraciones con Fernando Ayalaen Argentino hasta la muerte, 1970, Juan José Jusid en La fidelidad, 1970, Héctor Olivera en La venganza del Beto Sánchez, 1972 y La Patagonia rebelde, 1974, Oso de Plata en Berlín. Y el más destacado de ellos, Leopoldo Torre Nilsson en El santo de la espada, 1969, La maffia, 1971 y Los siete locos, 1972. En 1975, mientras se encontraba en España, fue amenazado de muerte por la Triple A,2 por lo que decide no regresar a su país, y residir desde entonces en España, donde consiguió también la nacionalidad española. Desde 1975, Alterio también ha tenido participación en muchas producciones españolas, dejando memorables creaciones en A un dios desconocido (1977) de Jaime Chávarri, con la que obtuvo el premio al mejor actor en el Festival de San Sebastián; El crimen de Cuenca (1979) de Pilar Miró; El nido (1980) de Jaime de Armiñán, película nominada al Óscar y premio al mejor actor de la Asociación de Cronistas de Nueva York; o Don Juan en los infiernos (1991) y El detective y la muerte (1994); ambas películas de Gonzalo Suárez. Sin embargo no dejó de participar en numerosas películas de su país de origen. Curiosamente, él fue uno de los protagonistas principales en cuatro de las primeras cinco películas de ese país que llegaron a ser candidatas en la instancia final del Óscar a la mejor película de habla no inglesa, e incluso una de ellas lo ganó.